Senegal – Reciclaje de plásticos

En las Navidades de 2019 nos fuimos un grupo de diseñadores a Senegal con el objetivo de crear soluciones relacionadas con el reciclaje de plástico.

Nos unimos a un proyecto local de Hahatay que ya estaba trabajando en la concienciación ya que el paisaje senegalés está cubierto de plástico y más en la ciudad de Saint Louis, al norte de Senegal. Hahatay trabaja principalmente en Gandiol, un pueblo a 20 km de Saint Louis.

Utilizamos metodologías ágiles y un proceso de diseño centrado en usuario como hacemos en España en nuestros respectivos trabajos.

Habíamos probado un año antes en Uganda que la fórmula funcionaba. Podíamos utilizar las metodologías de diseño más avanzadas en un contexto que no las conocían, les sonaban extrañas, pero que aportaban valor.

Comenzamos investigando, visitando a las familias para entender qué hacían con el plástico, si sabían lo perjudicial que era para la salud y el medio ambiente tirarlo al suelo y qué estarían dispuestos a hacer para paliar el problema.

Entendimos igualmente el proyecto de Hahatay, qué podían hacer para el reciclado de plástico y cuáles eran sus limitaciones.

A continuación empezamos a idear posibles soluciones. Salieron muchas ideas, pero teníamos que priorizar porque solo teníamos dos semanas para realizar el proyecto.

Elegimos las 2 que creímos más prioritarias. Crear un prototipo de contenedor ya que el gobierno senegalés no los provee y Hahatay no podía ir casa por casa recogiendo plástico. En segundo lugar teníamos que ayudar a la concienciación para evitar la quema de plástico que se entendía como limpiar o tirarlo al mar.

De esta manera intentábamos dar una alternativa saludable a deshacerse del plástico y lo uníamos con el siguiente paso, el reciclaje que hacen en Hahatay gracias a las máquinas que tenían para ello.

Diseñamos el prototipo tanto de las hojas informativas como del contenedor, así como todos los permisos que teníamos que solicitar para instalar el contenedor en la carretera principal del pueblo de Gandiol para facilitar el uso y poder informar a las personas de cómo utilizarlo.

Una vez que teníamos los prototipos, los testamos para poderlos mejorar antes de la construcción definitiva de ambos artefactos que significarían la versión 1 de la solución.

Aparte de estas 2 soluciones dejamos planteadas varios caminos más para encontrar soluciones que ayudasen en la misma dirección.

Esto es lo que nos dio tiempo a realizar, pero ha sido un gran comienzo y una fuente de inspiración para Hahatay que está desarrollando todas las soluciones que planteamos.

Para el equipo ha sido una experiencia genial y esperamos haber aportado nuestro granito de arena.